SOBRE NOSOTROS

KIKUPA - su história

1988. Enric Francisco Soms, fundador de Kikupa, se aventura a iniciar un pequeño obrador para ofrecer berlinas (donuts) a varios establecimientos dentro la localidad de Mataró. A raíz de esto, Enric descubre su pasión por el pan y la magia detrás de este producto, por lo que va incorporando poco a poco la producción de pan dentro de su pequeño obrador. 

1993. Arranca con su primer proyecto de tienda propia dónde podría vender directamente los productos de pan y bollería que se elaboraban en el obrador. A partir de este punto, se proveerían productos a diario para aquellos establecimientos interesados y a su vez, se ofrecería un servicio mas personal en la tienda bajo el nombre de Can Kiku. 

Actualmente Kikupa se siente orgulloso de poder ofrecer pan y bollería recién hecha durante 360 días al año. Todos los productos Kikupa se elaboran diariamente en el obrador central y llegan directamente al consumidor mediante cualquiera de los 5 establecimientos en Mataró. Kikupa es representado por un equipo humano de unas 30 personas que se esfuerzan para ofrecer un producto diferenciado a diario. Luchamos por ofrecer calidad en cada fase de nuestra producción y no creemos en el pan congelado. Por este motivo, mantenemos una metodología 100% artesana en la fabricación de todos nuestros productos. 

No negamos adaptar avances tecnológicos a nuestro proceso de producción, siempre que no afecte a la calidad ni a la composición nutricional de lo que creemos que debería ser un buen pan, bollería y pastelería. 

Hay cosas que no cambian si se quiere mantener la calidad de un producto tan básico de nuestra alimentación y cultura. Nuestro principal objetivo es conseguir un pan de alta calidad utilizando las mejores materias primas. Por lo que el secreto para conservar la calidad, sabor i aroma es bien simple: una buena masa madre elaborada por nosotros mismos, respetar los tiempos de reposo y fermentación, y prestar alta atención a la cocción de cada producto.